3

Bombas de patata rellenas de ropa vieja

Bombas de patata rellenas de ropa vieja

¡Hola, gamberros! La cocina de aprovechamiento de este país nos ha dado grandes platos como son las croquetas, las empanadillas o las torrijas. Hoy vamos a homenajear la ropa vieja. Es un plato que recicla las carnes utilizadas en el cocido y acompañadas de un buen sofrito y una salsa de tomate rica se convierten en una verdadera delicia. Le vamos a dar una vuelta de tuerca y la ropa vieja va a ser el relleno de una bomba de patata. ¡Vais a alucinar!

Bombas de patata rellenas de ropa vieja

Bombas de patata rellenas de ropa vieja

Ingredientes para 6 personas:

  • 1 kg de patatas
  • Carne del cocido:
    • 1 pata de gallina
    • 1 trozo de lomo de cerdo
    • 2 chorizos
    • 1 trozo de tocino
  • 1 lata de tomate triturado al natural
  • 1 cebolla
  • 3 ajos
  • 1 pimiento verde
  • ½ vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina para rebozar
  • 2 huevos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra

Modo de elaboración:

Comenzamos cociendo las patatas. Las lavamos bien y las ponemos en una olla con agua y sal. Llevamos todo a ebullición y las dejamos hasta que estén blanditas. Mis patatas eran medianas y han tardado como 35 minutos en cocerse pero el tiempo de cocción dependiendo tanto del tamaño de la patata como de la dureza del agua.

Cuando estén cocidas las extendemos en una bandeja para que se evapore la humedad. Las vamos pelando cuidando de no quemarnos. Esta elaboración hay que hacerla con las patatas calientes. Una vez peladas las chafamos y con ayuda de una cuchara de madera las meneamos bien hasta que nos quede un puré de patata bien fino. Evitad meter la batidora porque adquirirá una consistencia chiclosa muy difícil de manejar. Salpimentamos el puré y lo reservamos.

Pelamos y cortamos la cebolla, el pimiento y los ajos y los ponemos en una sartén a pochar lentamente con ayuda de un chorrete de aceite de oliva virgen extra. Dejamos que el sofrito se vaya haciendo poco a poco, sin prisa.

Mientras cortamos y desmenuzamos las carnes del cocido, es decir la gallina, el cerdo, el chorizo y el tocino. Recordad que no tienen por qué ser estas carnes, utilizad las que os sobren del cocido. Por supuesto, si os sobran garbanzos añadidlos también.

Cuando nuestras verduras estén doradas y bonitas incorporamos las carnes desmenuzadas, les damos un salteado a fuego vivo y añadimos el vino blanco. Dejamos que el vino reduzca a seco. Añadimos el tomate triturado y en el momento ene l que empiece a hervir bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos durante 3º minutos más o menos cociendo a fuego muy lento. Debe quedarnos una farsa seca para poder rellenar bien las patatas. Rectificad de sal. Como veis yo no le he añadido nada porque la sal de las propias carnes ha sido suficiente. Lo dejamos enfriar.

Ha llegado el momento más divertido de toda la receta. Vamos a dar forma a nuestras bombas de patata. Ponemos una cucharada de puré de patata sobre la palma de nuestra mano y la aplastamos. Ponemos una cucharada pequeñita de ropa vieja en el centro y cubrimos con otra cucharada de puré de patata sellando bien los bordes. De esta forma nos quedará un exterior de patata y un interior de ropa vieja. Esta parte requiere cierta práctica así que no so desmoralicéis si al principio no os quedan todo lo bonitas que os gustaría. Una vez tengamos elaboradas todas nuestras bombas de patata, las pasamos por harina, huevo y pan rallado. Las freímos en una sartén con el aceite bien caliente, a unos 180 grados. Las sacamos cuando estén bien doradas y… ¡A COMEEEEEEER!

¡Que aproveche, gamberros!

Bombas de patata rellenas de ropa vieja

David Poley

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *