2

Mousse de fresas carnívoras

Mousse de fresas carnívoras

¿Qué tal gamberros? ¿Qué os parece si elaboramos una sencillísima mousse de fresas… carnívoras? Sí, sí, como lo oís. Se cuenta que las semanas anteriores a Halloween vienen de un mundo paralelo una especie de fresa salvaje y carnívora que se alimenta de carne humana… No tengáis miedo porque hemos descubierto que tienen un sabor espectacular por lo que podemos darles caza y preparar con ellas una deliciosa y sencilla mouse. ¿Os atrevéis a prepararla?

Mousse de fresas carnívoras

Mousse de fresas carnívoras

Ingredientes para 4 personas:

  • 500 g de fresas
  • 1 puñado de arándanos
  • 250 ml de nata para montar
  • Almendra laminada
  • Ojos de caramelo

Modo de elaboración:

Separamos unas cuantas fresas para hacer la decoración. El resto de las fresas junto con los arándanos bien lavados y sin el pedúnculo lo trituramos hasta que quede una crema bien cremosa. La reservamos.

Por otro lado montaremos la nata hasta que coja cuerpo. Intentaremos no montarla en exceso para que se pueda mezclar bien con la fruta. Tened cuidado porque si montáis la nata demasiado se os puede cortar y acabaría siendo mantequilla.

Mezclamos la fruta triturada junto con la nata montada con movimientos envolventes. La distribuimos en vasos y la refrigeramos. Como podéis ver yo no he añadido azúcar a la mousse porque tanto las fresas como los arándanos estaban maduros pero si lo creéis necesario podéis endulzarlo un poco.

Mousse de fresas carnívoras

Ahora ha llegado el momento de divertirnos. Sacamos las fresas que habíamos reservados. Las lavamos. Con ayuda de un cuchillo o de les quitamos un trocito a las fresas que simularán la boca. Que no os importe hacerlas demasiado grandes porque quedarán mucho más chulas. Una vez tengamos as fresas con el agujero de las bocas hecho, ha llegado el momento de hacerles dientes. Con un cuchillo muy afilado partimos las láminas de almendra de manera longitudinal. Veréis que quedan con la forma de pequeñas astillas. Les clavamos los trocitos de almendra a las fresas en la boca. No hace falta que no la hagáis con mucho cuidado porque quedan geniales de todas formas. Una vez hemos terminado les colocamos encima de la boca un ojo de caramelo. Podéis pegarlo con un poquito de mousse o con algo de mermelada.

Terminamos nuestro postre sacando los vasitos con la mousse y colocando encima nuestras fresas carnívoras.

¡Que aproveche gamberros!

Mousse de fresas carnívoras

David Poley

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *