0

Tarta de provenzal de tomate

Trata provenzal de tomate

¡Hola gamberros! ¿Qué tal estáis? Esta mañana he recogido parte de mi cosecha de tomates y me he lanzado a hacer una deliciosa y divertida tarta provenzal de tomate. Ya veis que en mi balcón los tomates no alcanzan tamaños muy grandes pero me parece que eso les aporta cierta gracia y son perfectos para elaborar la propuesta de hoy. Mi tarta tiene una crujiente base de hojaldre, una deliciosa crema de queso y hierbas aromáticas y una cubierta de tomates de colores y aceitunas… Suena bien ¿no? Entonces, ha llegado el momento de ponerse manos a la obra. ¡A cocinar!

Tarta de provenzal de tomate

Trata provenzal de tomate

Ingredientes:

  • 1 plancha de hojaldre rectangular
  • 1 tarrina de queso de untar
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • Orégano al gusto
  • 1 puñado de aceitunas negras picadas
  • Tomillo fresco al gusto
  • Albahaca (Una cantidad generosa)
  • Copos de chile al gusto
  • Romero al gusto (Muy picado)
  • Pimienta negra
  • Una cantidad generosa de queso del Roncal
  • Sal (Sólo si es necesario)
  • 1 puñado de aceitunas sin hueso
  • 5 cebolletas mini
  • Tomates de colores (Los suficientes para cubrir toda la base)

Modo de elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es precalentar el horno a 230 grados.

Comenzamos preparando la base de hojaldre.  Como tiene forma rectangular le sacaremos partido a esta forma. Doblaremos dos centímetros de los bordes hacia adentro de manera que parezca un marco de fotos.  Pincharemos el fondo de la masa con un tenedor. Dejaremos los bordes sin pinchar para que suban en el horno y nos queden bien bonitos. Refrigeramos la masa hasta el momento de rellenarla y meterla en el horno.

Pasaremos a elaborar el relleno de nuestra tarta provenzal.  Echamos en un bol el queso crema, el huevo, un ajo rallado, el orégano, el tomillo, la albahaca, las aceitunas negras, el chile, el romero y la pimienta negra. Lo mezclamos bien hasta que tenga una textura sedosa. Le incorporamos queso rallado al gusto. Rectificamos de sal aunque es posible que no necesite porque el queso le da un punto de salazón, pero si vemos que está soso, le incorporamos la cantidad que consideremos oportuna.  Reservamos esta mezcla.

Encima de la crema vamos a poner una capa de tomate, cebollas mini y aceitunas. Para ello cortamos todo en láminas de 1 centímetro más o menos.  Si los tomates cherry son pequeñitos se pueden poner sin cortar. Tened cuidado con poner trozos muy grandes de tomate porque al hornearse expulsarán líquido y ablandarán el hojaldre.

Sacamos la base de hojaldre de la nevera. Lo rellenamos con la crema de queso y hierbas aromáticas y terminamos nuestra tarta con los tomates, las cebolletas y las aceitunas. Os aconsejo ponerle mimo a esta última parte de la receta para que quede bien bonito.

Lo horneamos a 230 grados y lo colocamos en la parte baja del horno. Cuando la superficie y los bordes tengan un bonito color dorado, es hora de sacarlo. Podéis comerlo recién hecho, templado o, incluso, frío. Podéis ponerle alguna hoja de albahaca fresca para aportarle un extra de aroma.

Bueno, gamberros, ¿os animáis a preparar esta tarta?

¡Que aproveche gamberros!

Trata provenzal de tomate

David Poley

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *