0

Cardo rojo con setas silvestres y gambas

Plato de cardo rojo guisado con setas silvestres y gambas.

¡Hola gamberros! Aunque el invierno sea una estación eminentemente triste, es cierto que la huerta navarra se llena de alegría. Las verduras de invierno o también llamadas inverduras o verduras del hielo son una verdadera maravilla en nuestra comunidad foral. Esta riqueza se ve reflejada, también, en los puestos del Mercado de Santo Domingo que se visten con borrajas, alcachofas y cardos. En esta ocasión me he traído un precioso cardo rojo que voy a acompañar con  setas silvestres, más concretamente angulas de monte, y gambas. Creedme, es una combinación ganadora. ¿Cocinamos?

Cardo rojo con setas silvestres y gambas

Plato de cardo rojo guisado con setas silvestres y gambas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 kg de cardo rojo
  • 1 cebolla pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de harina
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 70 g de angulas de monte o cualquier seta que os guste
  • 50 g de gambas peladas
  • Sal

Modo de elaboración:

El primer paso es limpiar correctamente el cardo (Ver tutorial) e ir dejando los trozos en un bol de agua para que no se oxiden. Se pone una cazuela amplia con agua y sal en el fuego y cuando empiece a hervir se incorpora el cardo. Suele tardar en cocerse una media de 30 minutos pero es mejor comprobar el punto del cardo para añadirle minutos de cocción si lo necesita. Una vez tengamos el cardo cocido, lo sacamos y reservamos el agua de cocción.

Laminamos el diente de ajo y lo ponemos a sofreír, a fuego medio, en una cazuela con aceite de oliva virgen extra. Cuando esté levemente dorado, le incorporamos la cebolla cortada en juliana y la pochamos. Cuando tengamos la cebolla blandita le añadimos una cucharada de harina. La rehogamos para que pierda el sabor a crudo. Le añadimos parte del agua de cocción que teníamos reservada. Os aconsejo que la vayáis echando poco a poco Movemos bien la cazuela para que la harina se integre con el líquido y adquiera textura. Le incorporamos el cardo cocido y las setas bien limpias y dejamos que de un hervor. Añadimos las gambas y apagamos el fuego. Podemos terminar el plato con perejil picado.

Os aconsejo servirlo caldoso y muy caliente. Es un plato perfecto para los fríos días de invierno. No os voy a engañar, no es un plato bonito pero está francamente delicioso. ¿Te animas a prepararlo?

¡Que aproveche gamberros!

Plato de cardo rojo guisado con setas silvestres y gambas.

David Poley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *