0

Mantecados

¡Hola gamberros! Hoy os voy a pasar la receta de los mantecados más deliciosos del mundo. ¡Así de tajante y claro soy! Son sencillos, humildes, delicados pero, sobre todo, son muuuuy sabrosos. Tienen la particularidad de deshacerse cuando te los metes a la boca… Lo sé, suena hasta pecaminoso. ¿Cocinamos?

Mantecados

Ingredientes:

  • 350 g de harina
  • 150 g de azúcar glass
  • 175 g de manteca de cerdo ibérica
  • 100 g de almendra molida
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Sésamo al gusto

Modo de elaboración:
Lo primero es precalentar el horno a 150°C. Comenzamos extendiendo la harina sobre una bandeja de horno y lo horneamos durante 30 minutos a  moviéndola de vez en cuando. Por otro lado tostamos la almendra molida en una sartén a fuego bajo sin parar de remover. Le cuesta tostarse 15 minutos más o menos. Notaréis que tiene el tostado perfecto porque el olor cambia y el color varía sutilmente. Dejamos enfriar tanto la harina como la almendra.

Mezclamos la harina y la almendra molida ya fría con el resto de los ingredientes. Lo dejamos reposar una hora. Precalentamos el horno a 200°C. Extendemos la masa de manera que tenga un grosor de unos 3 centímetros y se cortan los mantecados con la forma que más os guste. Se espolvorean con sésamo y se van poniendo los mantecados sobre una bandeja de horno  con papel parafinado. Se hornean a 200°C durante 18- 20 minutos y se dejan enfriar en la misma bandeja. No se tienen que dorar, tiene que quedar con un color marrón clarito.

Comprobaréis que tienen una textura muy delicada y se rompen con facilidad pero precisamente esto es lo que los convierte en un dulce navideño realmente exquisito.

¡Espero que os gusten!

¡Qué aproveche gamberros!

David Poley

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *